Ribagorza

Panadero de noche, campeón de España de Trial de día

El ribagorzano Héctor Gairín se proclamó hace dos semanas campeón de España de Trial en categoría TR4

Héctor Gairín
Adrián Mora Mora
30 noviembre 2021

La voluntad y las ganas pueden con todo. Que se lo digan al oscense Héctor Gairín, reciente campeón de España de Trial TR4. Por las noches trabaja en el negocio familiar; una humilde panadería de Castejón de Sos y, por el día, se escapa con la moto para hacer Trial, su pasión desde que tenía cuatro años.

Hace dos semanas se celebró la última carrera del Campeonato de España de Trial de las seis que se han disputado a lo largo del año. La primera, la de La Coruña, ya se la llevó al bolsillo. La segunda, en Asturias, tuvo que conformarse con un 5º puesto. Luego en la provincia de León vinieron dos carreras; una en sábado y otra en domingo. Y ganó los dos días.

Gairín en lo más alto del podio tras logar el Campeonato de España. Foto: S.E.

La recta final del campeonato exigía estar a la altura y Gairín demostró que nadie estaba mejor que él. La provincia de Barcelona acogía la penúltima prueba y el ribagorzano sentenció el campeonato por la vía rápida. Ganó y matemáticamente llegó como campeón de España a la última carrera que se celebró en el municipio ilerdense de Aitona.

Héctor trabaja ayudando a sus padres a sacar adelante el negocio familiar cada día. Cuando se acerca una carrera, explica, “intentas adelantar toda la faena que puedes durante esa semana para poder competir el fin de semana”. Por fortuna, asiente, trabajar en un negocio familiar tiene esa ventaja: “me puedo medio escapar”.

Es lo que ocurre por ejemplo cuando tiene una cita junto a su moto en Galicia. Sale de Castejón el viernes para llegar al lugar con tiempo suficiente para reconocer el circuito, competir, y regresar hasta casa: “En esas carreras te vas el viernes y llegas el lunes”.

Y después de convivir entre las masas y los panes de la panadería tiene que enfrentarse a rocas, barrancos y grandes bloques de hormigón. Las pruebas en Trial constan de un recorrido de unos 10 kilómetros divididos en 10 zonas. En cada una de ellas hay que sortear una serie de obstáculos como subir a una roca gigante o ir por dentro de un barranco. No todo es al aire libre, pero es que el indoor también tiene su dificultad. Ahí hay que lidiar con tubos de hormigón y grandes bloques.

Subido a la moto desde muy pequeño

Este castijonense de 38 años nació pegado a la moto pues su padre siempre estuvo muy relacionado al mundo del motor. “En mi casa siempre han habido motos y mi padre corría también. A él le apasionan muchísimo”. Con apenas cuatro o cinco años, Gairín ya se escapaba sobre ruedas y desde entonces ya no se ha bajado.

Gairín y su moto en medio de un barranco durante la prueba. Foto: S.E.

En 2008 ya ganó un campeonato nacional en categoría TR3; una superior a la que se ha proclamado hace dos semanas. Pero para ello debe entrenar muy duro. Las semanas previas a las carreras suele hacerlo entre tres o cuatro días a la semana, un par de horas diarias.

Una faceta goleadora

Al igual que muchos jóvenes, Héctor -apodado “Capella” en el mundo del fútbol- también tuvo su época de futbolista y ciclista. Le ha “pegado” a la bicicleta de montaña y ha llegado a jugar en 2ª División B con el Casetas en el año 2003. “Cuando jugaba a fútbol no podía compaginar la moto por el tema de riesgos, pero sí que a escondidas alguna vuelta siempre caía”, reconoce.

La Fueva también disfrutó de su faceta goleadora y es que en el equipo sobrarbense logró un ascenso a Tercera División en 2002 después de anotar 30 goles aquel año. “De ahí me fichó el equipo de 2ª B, el Casetas”, recuerda. Futbolista, motero, ciclista… Héctor Gairín siempre ha estado ligado al deporte. Ahora, el campeón de España de Trial sigue compaginando su labor en la panadería familiar con su pasión por la moto.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter

Leer más
Más en Ribagorza