Barbastro

Cecilia Buil Polo: «El hielo es efímero y por donde tú has pasado una vez, luego es aire»

Para hacer visible el cambio climático en las montañas de los cinco continentes, Cecilia Buil emprendió en el 2014 el proyecto «Huellas on ice». Lo presentó en las Jornadas Montañeras

El próximo proyecto de Cecilia Buil la llevará a escalar sobre hielo a Quebec en febrero. FOTO: C. Lanau
El próximo proyecto de Cecilia Buil la llevará a escalar sobre hielo a Quebec en febrero. FOTO: C. Lanau
Cristina Lanau Carpi Lanau Carpi
30 noviembre 2022

De raíces barbastrenses, Cecilia Buil, alpinista especializada en abrir paredes y en escalar en hielo, se encuentra entre los mejores del mundo. Referente por ser una de las pocas mujeres que se dedican y viven de ello. Sus ascensiones más destacadas se han centrado en la apertura de nuevas vías donde predomina la roca. Además, desde el año 2001 se dedica en invierno al hielo. Consiguiendo escalar vías de hasta seiscientos metros en diferentes lugares del mundo.

¿Cómo comenzó esta pasión?

A mi padre, como barbastrense que es, le gustaba mucho la montaña. Siempre nos llevaba a sus cuatro hijos a visitarla, concretamente a Bielsa. Entonces, desde muy pequeña, mis vacaciones y ocio se vinculaban a ello. Luego con la escalada empecé a los 15 años.

Su especialidad es abrir vías.

Siempre me ha gustado mucho la aventura. Me viene de mi padre a quien también le gustaba mucho. Nos llevaba a sus aventuras, como por ejemplo, a descubrir caminos que un pastor le había comentado. Me gusta ir a un sitio y no saber cómo va a acabar, siempre, claro, confiando en que va a ser una aventura. Adoro conocer cosas nuevas. 

La escalada en hielo conlleva sus riesgos.

El hielo es técnicamente complicado. Sobre todo,  juzgar si una cascada se puede escalar o no. Además, a la montaña invernal se le suman muchas circunstancias como las avalanchas, el estado de la nieve… Y sí, claro, hablamos de una modalidad que, dentro de la escalada, resulta más peligrosa que otras. Pero siempre se puede practicar de la manera más segura posible, aunque siempre existan riesgos.

¿Ha notado el cambio climático desde sus inicios hasta ahora?

Sí que lo he notado y bastante. Antes siempre escalábamos a principios de diciembre, tanto en el Pirineo como en los Alpes. Los inviernos hace unos años eran continuos. Ahora llegan con sus olas de calor incluidas.

De todos los lugares del mundo en los que ha escalado, ¿con cuál se quedaría? 

Groenlandia, una maravilla. Le tengo mucho cariño a esa expedición. Y no solo porque mezcla el mar y la montaña en el mismo sitio, sino porque fue una aventura femenina. Además en un sitio increíble donde ves fauna y naturaleza en estado puro. Pero existen montañas increíbles por todas partes; Pakistán, EE.UU., México…

¿Y de Aragón?

Riglos, un lugar único de escalada. Esa verticalidad y ese tipo de roca no lo he encontrado jamás en ningún otro sitio.

¿Cree que en Aragón somos conscientes de ello?

No lo creo. Sobre todo en el tema de la escalada. Aragón está dentro de los mejores lugares del mundo para escalar y viene gente de todas partes porque la roca tiene una calidad impresionante. Y eso lo sabemos los escaladores, pero las personas que no escalan quizás no sean tan consciente del inmenso potencial que tiene nuestra comunidad. 

Le falta Europa para completar el reto ‘Huellas on ice’, que consiste en abrir una vía nueva de escalada en hielo en cada uno de los cinco continentes

Me hacía especial ilusión terminarlo en el Pirineo, pero por diversos factores no podré hacerlo. Además, resulta muy difícil encontrar una línea de hielo pura, vertical y bonita; la verdad es que es una rareza. “Huellas on ice” es mi proyecto inacabado, le voy a echar la culpa al cambio climático, pero en realidad la culpa la tiene un parque nacional llamado Ordesa.

¿Cómo encuentra esas cascadas de hielo?

Precisamente por el cambio climático se están formando cosas que no se creaban antes o que no se han visto en 20 años. Y debes estar allí, porque eso a lo mejor solo se puede escalar un día y luego ya no se puede escalar más. Entonces tienes que estar al quite y es un poco de suerte también. 

Determinar si se puede escalar o no debe ser complejo.

El hielo es complicado por eso; porque a veces solo se puede escalar un día. Es efímero, como yo digo, a veces “escalas en el aire”, porque la zona en la que pisas a los dos días está en el suelo. Y por donde tú has pasado, luego no es más que aire. 

¿Cuáles son los factores que indican si se puede abrir una vía?

Los sonidos, el color del hielo, la temperatura de los días anteriores y la actual… Todo ello sumado a la experiencia y a muchos más factores indican si se puede subir o no. Hay que ir, tocarla y en ese momento decidir si sí o si no.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter

Más en Barbastro