29 de octubre de 2010

El encuentro que el pasado miércoles mantuvieron en la sede de la Nunciatura Apostólica los titulares de los Obispados de Barbastro-Monzón y Lérida ha estado acompañado por una alta tensión mediática, prueba de la pasión con que la sociedad vive el llamado litigio de los bienes. Cuando las expectativas son intensas, los resultados casi siempre parecen menguados, y en este caso alguien podría pensar que hemos asistido al consabido «parto de los montes».

Sin embargo, no ha de ser minusvalorada la ratificación del «Acuerdo de 30 de junio de 2008», que ha constituido el objeto principal de este encuentro. En los últimos meses, los medios de comunicación difundieron mensajes con sede en el Obispado ilerdense, que ninguneaban la importancia de declarar con nitidez la propiedad de esas piezas artísticas, abogando a favor de una imprecisa y extemporánea propuesta de compartirlas, no se sabe bien de qué manera. Por eso es im-portante que se haya afirmado de nuevo que la propiedad de esos bienes corresponde a las parroquias transferidas a la diócesis de Barbastro-Monzón, según el Derecho de la Iglesia, único aplicable en este litigio, como han reconocido explícita e implícitamente las sentencias de los tribunales civiles a los que ha sido abocado indebidamente.

También ha sido útil la escenificación del compromiso de las instituciones eclesiásticas implicadas para trabajar en orden a que se remuevan los obstáculos que la Administración catalana viene sembrando en el camino de la restitución de esos bienes. Prueba de que algo se mueve es la nota pública del Obispado de Lérida, en la misma fecha del encuentro en Nunciatura, por la que sabemos que se aparta del recurso contra la sentencia de la juez que falló en contra de las pretensiones de los Amigos del Museo.

La pelota, por lo tanto, vuelve a estar en manos de los políticos. Pero mucho nos tememos que aún quede un trecho nada fácil de esta complicada escalada, en la que llevamos empeñados ya va para quince años. A pesar de todo, hemos dado, con firmeza y seguridad, un paso más en la ascensión.

Joomla SEO powered by JoomSEF