8 de octubre de 2010

No es una buena noticia que el Ayuntamiento, con una actitud rayana en la contumacia, haya decidido recurrir una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo  que le obligaba a facilitar a la oposici贸n los listados de la totalidad de los pagos efectuados a terceros. Parece como si, no  contentos con litigar y pagar las minutas con nuestros impuestos, los pagos que se tratan de ocultar  los hubieran hecho de sus propios bolsillos. No nos sirve el pobre argumento de la protecci贸n de datos , porque por encima de ella debe prevalecer siempre la transparencia, elemento esencial de la acci贸n pol铆tica al que por ello se le opone siempre el contrapunto de la corrupci贸n.

La forma m谩s clara y contundente de medir la calidad democr谩tica  de cualquier instituci贸n, empieza siempre por medir su grado de transparencia, que consiste en algo tan sencillo como el establecimiento de mecanismos sencillos y exp茅ditos de acceso a la informaci贸n. No solamente para los directamente implicados en la acci贸n pol铆tica sino para todos los ciudadanos. De no seguir por ese camino recto y di谩fano, al convertir el acceso a la informaci贸n en un campo minado, se produce una perversa confusi贸n entre lo p煤blico y lo privado. Y aqu铆 no se pueden mantener equidistancias sospechosas, ni nadar en ambas orillas. O se est谩 claramente a favor de la informaci贸n y la transparencia y entonces estamos lanzando a los ciudadanos un mensaje de claridad y confianza , puesto que quien nada ha hecho nada tiene que temer ni ocultar, o seguimos por el camino torcido de la dilaci贸n, que l贸gicamente ha de producirles muchos recelos.

Tampoco conviene olvidar que la informaci贸n que se est谩 solicitando es una informaci贸n fiscal, de la que Hacienda recibe una doble informaci贸n por parte del pagador y por parte del cobrador, y  por tanto nada hay en ella que afecte a la intimidad de las personas, que adem谩s en muchos casos ni siquiera lo  son f铆sicas. En caso de duda debe prevalecer siempre el derecho a la informaci贸n y la transparencia. 驴De qu茅 otra forma podr铆a ejercerse un control eficaz de la actividad p煤blica?

Al negar esta informaci贸n  y cualquier otra destinada al control del origen y destino de los fondos p煤blicos con los que se financia la acci贸n pol铆tica, no solo se deteriora la calidad democr谩tica  sino que a la vez se produce una burla y claro desaire a todos los ciudadanos que  la financian con sus  impuestos.

Joomla SEO powered by JoomSEF