Banner

Opinión Editorial En el principio estuvo la Iglesia...

6 de agosto de 2010

La Biblia sitúa la luz –la alternancia entre el día y la noche– como la primera obra de la creación. La luz aún no era la naturaleza creada en toda su diversidad y hermosura, pero sí un escenario imprescindible para que el ser humano pudiera situarse correctamente en la realidad. Valga la referencia bíblica para ilustrar el título de este artículo editorial.

En el acto conmemorativo del 50º aniversario de la fundación de la Cooperativa Agrícola de Barbastro, del que se da cumplida cuenta en estas páginas, se puso de manifiesto que, en el principio de es-ta obra, que tanto ha contribuido al desarrollo del Somontano de Barbastro y su área de influencia, estuvo la Iglesia. Lo cuenta, con la honestidad y lucidez de los hechos relatados con perspectiva histórica, el libro Construir con la tierra. 50 años de esfuerzo e ilusión, en el que se relata la vida de la Cooperativa desde sus comienzos hasta nuestros días.

«La cooperativa se montó por el obispo, es obra suya. Él lanzó la idea y nos dejó hacer», recuerda uno de testigos de los primeros tiempos. Fue el obispo García de Sierra quien, en el año 1959, convocó por propia iniciativa a un nutrido grupo de agricultores del Somontano para animarles a utilizar el cooperativismo como instrumento para afrontar la postración en la que se encontraban nuestros pueblos; fue el Obispado quien comprometió una parte de sus menguados recursos económicos para que la Cooperativa echara a andar; fue la Iglesia diocesana con su red de parroquias quien animó a muchos reacios a poner la mano en el arado y fue esta misma Iglesia quien supo desaparecer sin hacer ruido en cuanto la criatura fue capaz de andar por sí sola. Todo un ejemplo de animación evangélica de las realidades terrenas, como por aquella década de los sesenta propuso el Concilio Vaticano II.

La historia de los orígenes de la Cooperativa Agrícola de Barbastro ilustra algo de lo que la Iglesia hace por la comunidad humana en cada momento de la historia. Un oportuno recordatorio en estos tiempos tan proclives a poner el dedo en el ojo eclesial con excesiva premura y desinformación.

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro