Banner

Opinión Editorial Que lo sepa Barbastro

4 de noviembre de 2016

Los premios literarios de Barbastro llevarán a partir de la próxima edición un logo, diseñado para que «este regalo que la ciudad de Barbastro hace al conjunto de lectores del mundo literario español» –en palabras de la coordinadora del certamen, María Ángeles Naval– se identifique y se relacione con la población que lleva apoyando la Literatura desde al menos los años sesenta. Se incide así en el mensaje primero lanzado por Naval el año pasado: que se crea, que se sepa que el Ciudad de Barbastro de Novela Corta y el Hermanos Argensola de Poesía son los premios literarios más importantes de Aragón y de los mejores de España.

Bien lo saben los autores que concurren a la convocatoria en gran número desde países de todo el mundo, atraídos también por el sostén de dos editoriales de calado, Pre-textos y Visor, y el prestigio de unos jurados con autores de primera línea, jurados renovados y enriquecidos el año pasado. Y lo saben los lectores afines a los géneros publicados. Los más cercanos asistieron el viernes pasado a la presentación de los libros, que mejora en la Biblioteca la casi íntima ceremonia que acogía el Ayuntamiento en las últimas ediciones.

Queda ahora que lo sepa Barbastro, los lectores que aún no lo son, para completar la labor de cuantos han dado continuidad a esta maravillosa inversión cultural. Se dirá que los tiempos son malos para este empeño, pero sucede que fue el pueblo de Barbastro el que levantó estos premios, con un apoyo popular casi heroico, invirtiendo su dinero en la asociación cultural que los dio a luz. Aquel colectivo llegó a tener más socios que el futbolístico, y eso que entonces el balompié local era el deporte rey indiscutible. Los profesores llevaban a sus alumnos a las conferencias de los literatos que visitaban la ciudad y el público se daba codazos por ocupar un asiento. Y los libros de Barbastro se leían en Barbastro.

Pero, en algún momento, se perdió esta identificación de la ciudad con el certamen que la prestigia fuera de sus límites.

El momento parece idóneo para recuperar aquel idilio, con los cambios introducidos y los proyectados, y el acierto en los libros escogidos: la belleza de Los nombres de Fedossy Santaella y la contemporánea poesía de Emilio Martín Vargas. Aproveché-moslo, contagiemos a los libreros para que luzcan los libros en los escaparates, retengamos a los escritores que nos visitan en mayo para que participen, se paseen y firmen sus obras en la Fiesta del Libro; recuperemos las conferencias en torno al fallo de los concursos, pidamos a los profesores de Literatura que incluyan nuestros títulos en sus programas de lectura; por qué no promocionarlos en momentos propicios para su venta, como San Jorge o Navidad; y por qué no pensar en otro escenario y en un acto que los devuelva a la agenda social.

Que se crea, que se sepa, también aquí, que el Ciudad de Barbastro de Novela Corta y el Hermanos Argensola de Poesía son los premios literarios más importantes de Aragón y de los mejores de España. Barbastro tiene que ondear esa bandera, no hay ninguna mejor, porque la cultura, la Literatura desvanece fronteras.

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro