Banner

Opinión Editorial Cantar se puede

16 de septiembre de 2016

Y se puede hacer poesía aun en la oscuridad. Y se pueden hacer dibujos en el aire cuando no se tiene ni lienzo ni paleta. Y se puede esperar mientras las cosas se derrumban. Y se puede plantar un árbol aunque no llegue un nuevo amanecer. Y cantar se puede, como hacen los pájaros cada mañana, porque si no, como decía aquella emotiva canción, se morirían. Cantar se puede, y con convencimiento, al empezar un nuevo curso y disponernos a llevar adelante el empeño de hacernos mejores, y hacer un mundo mejor. ¿Que no está el ambiente para muchas alegrías?  Razón de más, como suele decirse, para plantarle al mal tiempo buena cara.

Empezar un curso, como todo empezar, es una aventura. Los tiempos que vivimos dejan su impacto en el alma de cualquiera, cada uno sabe cómo le impactan, y los medios de comunicación se encargan de decirnos cómo están las cosas. Pero hay meta si hay camino aunque es condición indispensable perseverar en el camino emprendido. En sentido amplio la perseverancia se refiere a la continuación de un esfuerzo hasta lograr un fin y acabar lo que se empieza. Con desánimo no se persevera. Al empezar una nueva etapa hay que mentalizarse para perseverar. Y aunque pueda ser verdad que la perseverancia no garantiza los éxitos, es verdad segura que sin perseverancia no es posible ningún triunfo.

Al empezar este curso nos estimula recordar la reciente «Almendra de oro», concedida este año por nuestro semanario al médico e investigador Jesús Mora, paisano y con historia familiar conocida por muchos y muy relacionada con El Cruzado Aragonés, que demostró en ese acto, con sus palabras y con su trayectoria vital, que se puede ser capaz de pulir la realidad, aunque sea tan dura como lo es una enfermedad hoy incurable, cuando hay entrega, dedicación, servicio y amor a los demás. El esfuerzo cuesta, permanecer en el compromiso supone sacrificios muchas veces anónimos, pero presentir que la meta se ve y que alguien se beneficia de nuestro trabajo es paga suficiente. Lo que de verdad vale la pena es hacer algo por los demás. Y hacer el bien no necesita de banderas ni proclamas. Necesita atreverse a cantar cuando se empieza cualquier obra, ahora un curso. Deseamos que sea un curso en el que podamos hacer algo mejor la vida y la convivencia entre todos. 

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro