Banner

Opinión Editorial Matadero ¿Municipal?

27 de noviembre de 2015

El Pleno del Ayuntamiento de Barbastro acordó hace quince días extinguir el contrato de gestión del Matadero Municipal, un contrato que, según parece, estaba de hecho extinto desde el año 2004 sin que nadie, ni técnico ni político, se apercibiera a lo largo de una década de la irregularidad de la situación. Un despiste, dicen, en el que sólo repararon cuando la Cámara de Cuentas solicitó al Consistorio datos sobre este servicio municipal y que, al ir a buscarlos, se dieron cuenta de que no había dato alguno. Ni se había cobrado el canon establecido en 1999 del 25% sobre los beneficios de la concesionaria, que no había presentado sus cuentas, ni se había resuelto la continuidad o finalización del convenio aprobado.

De acuerdo con esta versión, la sucesión de descuidos y negligencias que pueden justificar este desatino formaría una cadena de desgraciadas casualidades en la que nadie habría acertado y, al tiempo, de la que nadie se hace responsable. Según el relato oficial, ningún concejal de Hacienda, desde 1999 a la actualidad, habría consignado en los presupuestos partida alguna de ingresos por ese canon nunca cobrado, razón por la cual tampoco habría extrañado su ausencia en las áreas de Intervención o Tesorería. Tampoco al área de contratación, cabe deducir, tendría a su disposición el contrato para explotar unas instalaciones en las que se habían invertido cien millones de pesetas o, de tenerlo, se habría traspapelado, no pudiendo así alertar de su fin. Eso, a pesar de que la empresa lo comunicó en 2007, en una instancia que desde el Registro de Entrada a la sección de Urbanismo nadie leyó al completo o, si lo hizo, no dio importancia a la frase «necesitamos actualizar el contrato que existe entre el Ayuntamiento y Cárnicas para que el banco nos conceda un ICO».

Lo complicado, lo que casi exige un acto de fe, es creer que en diez años ningún concejal del Ayuntamiento de Barbastro, ni uno solo, visitara unas instalaciones que están rotuladas y anunciadas como Matadero Municipal en el Polígono Valle del Cinca. Si en una década ninguno de ellos ha tenido cinco minutos para acercase al Matadero, reiteramos, Municipal, y preguntar a sus gestores cómo les va, qué planes tienen o cómo se relacionan con el Ayuntamiento que a todos nos representa, lo de menos es el despiste. De creer eso, deberíamos asumir que aquello que nuestros munícipes nos cuentan sobre lo importante que es el desarrollo, las empresas y los puestos de trabajo es un blablablá absurdo.

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro