Banner

Opinión Editorial El valor de valer

25 de septiembre de 2015

Habría que escribir con letras especiales los nombres de las personas que, por ser precisamente fieles a la vida, quieren ayudar a mejorar la vida de los demás. Recientemente, otorgando la Almendra de Oro de este año, El Cruzado Aragonés rindió un homenaje entrañable a la figura del Doctor Martínez Vargas, barbastrense y padre de la Pediatría moderna, y, en el número de esta semana, hay una intensa entrevista con otro médico barbastrense, el doctor Jesús Mora Pardina, referencia eminente a nivel internacional por sus publicaciones e investigación sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica, (ELA). Nos complace recordar, además, que es hijo de Alejandro Mora, muy vinculado a El Cruzado Aragonés y a su Patronato, del que fue su secretario. 

La vida humana necesita fidelidades a ella misma y, aunque son muchos los campos en los que esa fidelidad se puede manifestar, nos fijamos hoy en estos dos nombres para subrayar el valor del esfuerzo, la constancia y el deseo de ser servidor de los demás. En estos tiempos, que empezaron con el pret à porter y van siguiendo con el aquí y ahora ya y con el vulgar e inoperante a vivir que son dos días, manifestamos hoy nuestra admiración por quienes saben ver más lejos, creen en el esfuerzo diario y paciente y tienen la humildad de saber que dar un poco más de vida puede ser todo para alguien. Las grandes personas no son las que se engrandecen a sí mismas sino las que hacen mejores a los demás.

El valor de la vida, el valor de valer, como cualquier otra cualidad, no se enseña, se descubre. Y este descubrimiento se lleva a cabo al vivir por dentro el proceso de perfección de la propia persona. Esto no se hace deprisa y sin pensar. Ninguna idea transformadora, ninguna investigación que signifique un avance, ningún crecimiento equilibrado se hace con el tópico insensato del así, más o menos o bueno, a lo que salga. Estas personas que hoy nombramos en este comentario Editorial, barbastrenses que nos representan, y hay más, por supuesto, nos merecen admiración por su fidelidad al trabajo,  por su constancia en el quehacer del día a día, y por la humilde sabiduría de creer que la siembra producirá, cuando sea el tiempo oportuno, el fruto que lleva dentro. Nos dan lecciones a todos: mayores, jóvenes y niños. 

 

 

© El Cruzado Aragonés C/.  Graus, nº 10 - 22300 Barbastro (Huesca) Teléfono: 974310633 Fax: 974315183 CIF: R2200028E

D.L. HU-11-1953

Web optimizada para una resolución de 1250x768

Diseño páginas web Barbastro